Regasificadoras en Canarias: ¿opción de futuro?

Desde hace años se viene planeando la instalación de plantas regasificadoras en Canarias, y la cuestión no ha estado libre de polémica.

Desde un punto objetivo, ¿el gas natural es sostenible en Canarias?

Se entiende por sostenible “un proceso que puede mantenerse por sí mismo, como lo hace, por ejemplo, un desarrollo económico sin ayuda exterior ni merma de los recursos existentes.”

Por lo tanto, debemos conocer en qué proceso viene a participar el gas natural en Canarias, para poder hacer una cierta evaluación de su sostenibilidad.

¿Qué es una planta regasificadora?

Una planta regasificadora es una instalación industrial que existe entre la de extracción del gas natural licuado y la red de distribución de gas natural. En ella se lleva a cabo el proceso que convierte el gas natural licuado en gas natural.

Ciclo del gas regasificado (fuente Enagás)
Ciclo del gas regasificado (fuente Enagás)

Desde el yacimiento, se extrae el gas natural, al que se le extrae el calor hasta llegar a -160 °C. Tras este proceso se carga en barcos metaneros, que transportan la carga a las instalaciones de destino.
En la regasificadora, se reintroduce la carga de los metaneros en los tanques de criogénicos, en los que se mantiene la temperatura. Estos tanques están compuestos por el interior de acero criogénico, aislados con perlita y recubiertos con un tanque exterior de acero y hormigón. Estos tanques miden unos 50 metros de altura por 75 de diámetro. El gas natural licuado se extrae por las tuberías desde arriba.

En el proceso de regasificación, el gas natural licuado es transportado hacia los sistemas de vaporización, donde se eleva la temperatura del gas licuado utilizando el agua de mar, convirtiendo así el líquido en gas.
Posteriormente se transporta hacia el relicuador, en él, una cantidad de gas natural licuado se convierte en gas natural. Este se recupera y se mezcla con el gas regasificado en los vaporizadores. Por último, la estación de regulación, medida y olorización, procesan el gas para hacer posible la detección rápida de fugas.

¿Para qué necesitamos gas natural en Canarias?

El principal uso que se le pretende dar al gas natural en Canarias es para la producción de energía eléctrica en centrales de ciclos combinados, como los de la central generadora de Juan Grande.

El sistema eléctrico canario cuenta con seis subsistemas eléctricamente aislados y de pequeño tamaño comparados con el peninsular. Actualmente carecen de cualquier posibilidad de interconexión entre sí, por las grandes profundidades marinas que impiden el tendido de cables submarinos; salvo el enlace entre las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

Este condicionante no permite aprovechar las sinergias que brindan las interconexiones eléctricas, y que se resume en una mayor estabilidad en el sistema. Este aislamiento produce además un incremento del coste de la generación por la imposibilidad de realizar una optimización conjunta del sistema para asegurar la calidad de servicio.

Además, el PECAN (Plan Energético de Canarias) marca una senda de integración de energías renovables, fuertemente intermitentes y difícilmente previsibles, en estos sistemas, para el que no existe un referente conocido y que supone un desafío adicional en la gestión del necesario equilibrio entre la generación y el consumo.

Por ejemplo, podemos ver el coste de la energía eléctrica para los Sistemas Eléctricos Insulares y Extrapeninsulares (SEIE) y del resto de Mercado Ibérico Eléctrico (MIBEL):

Precios mercado SEIE para el 17/03/2015 (fuente REE)
Precios mercado SEIE para el 17/03/2015 (fuente REE)
Precios mercado MIBEL para el 20/03/2015 (fuente REE)
Precios mercado MIBEL para el 20/03/2015 (fuente REE)

Es decir, el mercado peninsular es capaz de obtener la energía eléctrica a un precio de 39,11 €/MWh, y el coste de producción de energía eléctrica en Canarias es de 181,89 €/MWh, ¡¡casi 5 veces más!!

Y esto es porque los sistemas de generación en Canarias son caros: todo lo que no producimos con energías renovables  proviene de derivados del petróleo como el fuel-BIA (ciclos combinados) y el diésel (motores térmicos) de los que dependemos e importamos.

Los ciclos combinados (la tecnología más eficiente a base de combustibles fósiles) instalados en Canarias fueron diseñados para funcionar con gas natural, lo que haría mejorar su eficiencia un 35% respecto al fuel-oil que queman actualmente.

Además, los productos de combustión del gas natural son menores y menos perjudiciales para el medio ambiente que los del petróleo.

Por último, el principal motor de la economía canaria, el turismo, tiene una importante dependencia del gas propano que se distribuye en régimen de monopolio en el archipiélago. Es consumido en los establecimientos alojativos para la preparación de Agua Caliente Sanitaria y en las cocinas.

¿Y no es mejor invertir en energías renovables?

Las energías renovables son intermitentes, impredecibles y las más limpias consumen mucho espacio (recurso muy limitado en nuestro territorio). Si queremos cubrir gran parte de la demanda eléctrica de Canarias con renovables, debemos invertir en aerogeneradores, huertos solares fotovoltaicos (y otras soluciones como la biomasa que están en proyecto). En cualquier caso, las centrales convencionales deben estar dimensionadas para poder, ellas solas, atender el 100% de la demanda que pueda existir. Además, como la energía debe ser consumida en el momento que es generada (no se puede -a priori- almacenar), en un escenario en el que tuviéramos una generación importante de renovables podríamos encontrarnos con el problema de tener una sobre carga en generación (se produce más energía de la que se consume) con los daños que esto puede provocar a las redes del sistema. La única solución para evitar esto sería disponer de más proyectos como los de Gorona del Viento en el Hierro o el de Chira-Soria (aunque también se podría pensar en el futuro en pilas de combustible).

Dicho esto, es difícil imaginar en Canarias un sistema con generación 100% renovable y suficientemente garantista. La realidad es que siempre habrán grupos convencionales en funcionamiento permanente ajustando su potencia al ritmo que el viento o el sol vienen o van. Entonces, ¿con qué queremos que funcionen estas turbinas que necesitamos?

¿Es caro el gas natural?¿Hay reservas?

Por unidad de energía, el Gas Natural es un 40-60 % más económico que el gasoil que actualmente se utiliza masivamente en Canarias desde el 2003. Generar un 1 kWh de energía eléctrica en Canarias podría ser aproximadamente un 5 % más barato que generarlo con fuel oil y del orden de un 48 % más barato que el generado con gasoil.

En cuanto a los consumidores (empresas y usuarios domésticos), el gas natural en redes de distribución tiene precios regulados por el Gobierno. Por lo tanto, hay garantía de precio máximo, y además, acabaría con el monopolio gasistico del propano existente en la actualidad, por lo que habrían precios mejores que harían más competitivas nuestras empresas, ya que se abarataría el gas y la electricidad…

Con los datos disponibles hoy en día las reservas evaluadas de gas natural son suficientes para abastecer al mundo, con un consumo como el de 2007, durante más de 65 años.

En conclusión

Las energías renovables son el futuro. No cabe duda. Sin embargo, y mientras tanto, las singularidades del sistema eléctrico canario exigen que hayan tecnologías de respaldo que puedan garantizar el suministro de energía eléctrica los días sin viento y las noches. El debate entonces es qué combustible se quema de manera más eficiente y emite menos productos dañinos de combustión. Entre el gasoil, fuel-oil y el gas natural, parece el tercero el candidato menos malo.


Fuentes: www.enagas.es, www.ree.es, wikipedia.org, http://www.laprovincia.es/economia/2013/03/20/coste-electricidad-canarias-aumento-1100-millones-ocho-anos/520738.html, www.gascan.es.

2 thoughts on “Regasificadoras en Canarias: ¿opción de futuro?

  • 26 marzo, 2015 at 11:49
    Permalink

    Me parece interesante el artículo, pero yo apostaría un mínimo de 80% por energías renovables, el resto gas natural o energías provenientes del petróleo.
    Un saludo

    Reply
    • 26 marzo, 2015 at 14:14
      Permalink

      Muchas gracias Vicent Andrés por tu comentario. Estamos de acuerdo en que, según en qué sistemas eléctricos, la penetración de las Energías Renovables debería permitir cubrir porcentajes de demanda como los que indicas. Lo importante es configurar un mix energético sostenible (medio ambiental, económica y socialmente) que garantice un suministro de energía eléctrica fiable y de calidad.
      Saludos.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especialistas en ahorro y eficiencia energética