VW ID.3: Movilidad Eléctrica 2.0

Probamos el nuevo VolksWagen ID.3, el primer diseño 100% eléctrico del fabricante alemán.

Volkswagen Canarias nos alegró la semana cediéndonos, durante 24 horas, una de las primerísimas unidades del VW ID.3 llegadas al archipiélago.

Concretamente se trata del ID.3 1st edition Plus, con 150 kW de potencia (204 CV), y una batería de iones de litio con capacidad de 58 kWh que consigue una autonomía según ciclo WLTP de 424 km.

Sensaciones

El ID.3 es el primer vehículo de VolksWagen montada sobre la plataforma MEB, diseñada exclusivamente, y desde 0, para la nueva familia de eléctricos de este y otros fabricantes que también usarán esta plataforma para el desarrollo de sus nuevos modelos. Esta sinergia permitirá un significativo abaratamiento en la producción de vehículos BEV (Battery Electric Vehicle) para hacerlos más competitivos en un mercado que sigue perteneciendo a los vehículos de combustión interna.

El ID.3 viene de serie con llave Keyless Advanced que además de implementar un nuevo sistema de seguridad antirrobo permite olvidarnos, no ya solo de sacar la llave del bolsillo para abrir o cerrar el coche, sino además comenzar la conducción sin necesidad de activar ningún botón de encendido. El coche está siempre «ready to go». Tiras de la puerta, te sientas, marcha y aceleras.

Sentarse en el ID.3 es como si una «tablet» te envolviese. No hay botones, no hay selectores, ni rueditas. Todo es táctil, hasta las opciones del volante. Estos controles del volante son tan novedosos, que hasta nos ha costado «cogerles el truco».

El diseño avanzado del parabrisas juega a favor de una novedosa sensación de amplitud interior, que da protagonismo a la pantalla de 10″ desde la que se puede controlar todo el vehículo, y sobre todo, a la simpática ID.Light (tira led que recorre toda la parte superior del salpicadero, en el encuentro con el parabrisas). A los más nostálgicos nos puede evocar al famoso «Kit», del coche fantástico.

Amplitud interior del ID.3 | Foto: Arlangton

El ID.3 reconoce qué pasajero le está dando órdenes de voz, y se dirige a él a través del ID.Light. «Hola ID» (Hola aidí) basta para poder interactuar con las opciones del vehículo. «Hola ID, tengo frío», y muy amablemente el vehículo te ajusta la temperatura de tu zona. El sistema promete, si bien es cierto que durante las pruebas tuvimos alguna discusión con el sistema de voz. No siempre nos poníamos de acuerdo.

Los asientos son sencillos y cómodos, y desaparece una consola de apoya brazos central para dejar lugar a dos apoyabrazos levadizos. En cualquier caso, son cómodos, salvo que a veces dificultan el acceso a los acoplamientos de los cinturones de seguridad . Los materiales interiores son principalmente plásticos que, aunque tienen muy buenos ajustes, se alejan de la percepción de calidad que se tiene del eGolf.

Además de la pantalla principal, se tiene tras el volante otra pequeña pantalla, muy limpia, donde se muestran 3 datos básicos: velocidad, autonomía, información del control adaptativo de velocidad e indicaciones de navegador. Al lado derecho del volante se encentra la pequeña palanca de cambios, con selección de las míticas D/B-N-R y P. El primer día tenemos que reconocer que hasta el dos ocasiones activamos el limpiaparabrisas involuntariamente al querer cambiar de marcha.

En versiones con mayor equipamiento, aún por llegar, el sistema de información se completará con un head-up display que proyectará sobre el parabrisas mucha más información, incluso con técnicas de realidad aumentada.

Conducción

El vehículo nos ha sorprendido muy positivamente en conducción por autovía: se desliza con una muy notable suavidad. También se desenvuelve extraordinariamente bien en montaña. Conducción muy confortable y cómoda. Tiene una de las aceleraciones de 0 a 100 más rápidas en los eléctricos convencionales.

En ciudad tiene una conducción más convencional, y nos da la sensación de que pudiera estar menos aislado del ruido que otros vehículos.

Probamos en autovía el sistema de detección de señales con el control adaptativo de velocidad. Se fija una velocidad, y automáticamente el vehículo la trata de mantener, respetando siempre la distancia de seguridad con los vehículos que tenemos por delante. Cuando el sistema de detección de señales identifica un disco de mayor velocidad, el vehículo automáticamente acelera para alcanzarla. Por ejemplo, pasa automáticamente de 100 km/h a 120 km/h sin necesidad de decírselo.

El asistente de guiado de carril funciona, pero a diferencia de otros vehículos este nos hacía un efecto «ping-pong», lanzándonos de un lado a otro del carril. Da la sensación de que es cuestión de afinar el software.

Sí debemos advertir que con estos asistentes de conducción se debe aún tener precaución: hasta en dos ocasiones, el vehículo desaceleró bruscamente mientras se circulaba a 120 km/h al parecer por haber «detectado» un disco de 50 km/h, cosa imposible en una autopista. Es un susto al que hay que estar atentos. Seguramente se trate igualmente de un aspecto a terminar de pulir con las futuras actualizaciones de software.

Por el contrario, se ve algún avance en la identificación de vehículos delanteros: parece que es capaz de reconocer no solo la distancia, sino también el volumen de la carrocería, como nos sucedió en este momento de la imagen:

Reconocimiento de camioneta delante del vehículo. Foto: Arlangton

La conducción es suave, el vehículo se desliza muy bien, y si quitamos la vista del velocímetro es muy fácil rebasar la velocidad máxima permitida. Afortunadamente, el vehículo permite dar avisos del conductor cuando esto sucede.

En montaña, la conducción es fácil, ligera, y se nota el derroche de potencia cuando se enfrentan las subidas. A diferencia de la mayoría de los eléctricos, el ID.3 solo cuenta con un nivel de retención «B», y no dispone de levas para ajustar el grado de frenada regenerativa. El vehículo se adapta a la conducción y al freno, haciendo despreocuparse al conductor de estos ajustes.

Opciones del navegador, en la que nos sugiere, en una ruta, una Estación de Servicio (sin punto de recarga). Foto: Arlangton.

Nuestra unidad de prueba tenía muy pocos kilómetros, al haber sido matriculada muy pocos días antes de que nos la entregaran. Quizá esto afectara en que en alguna prueba de frenada el vehículo tardara más de lo que podíamos esperar en detenerse.

Recarga

El ID.3 viene de serie con cargador abordo trifásico hasta 16 A y toma CCS, lo que nos permite, en puntos de recarga trifásicos, alcanzar una potencia de 11 kW, y en cargadores rápidos de Corriente Continua hasta los 100 kW, una potencia de las más elevadas comparada con los vehículos eléctricos de su segmento.

VW ha desarrollado una gama de cargadores ID. Charger para suministrarlo con el vehículo, En icanCharge.com se pueden ver los precios y principales características de estos cargadores, si bien el vehículo puede cargar en modo 3 en cualquier cargador para vehículo eléctrico. También puede cargar en modo 2 en cualquier enchufe doméstico con el cargador portátil ocasional.

Recargando el ID.3 en punto de recarga público de los Bungalows Cordial Biarritz, con APP EV Charge by Etecnic.

Configuraciones y precios

Precios del ID.3 1st en configurador de VW Canarias

El ID.3 1st cuenta con tres configuraciones de partida, que comparten batería y motorización. Solo los extras y accesorios pueden hacer variar el precio desde los 32.100 € hasta los 42.100 €.

Con descuentos y plan MOVES II, el precio de partida con financiación queda en 21.000 €, un precio que desde luego revolucionará la movilidad eléctrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Especialistas en ahorro y eficiencia energética