Proyectos de apertura y actividad

Cuando vamos a iniciar una actividad en un establecimiento, debemos dar cuenta a las administraciones públicas competentes de que el local reúne todas las condiciones técnicas necesarias para garantizar la seguridad de los bienes y las personas. Todo ello se justifica mediante la aportación de un Proyecto de apertura o actividades.

¿Cuándo es necesario un proyecto de apertura o actividad?

Para que en un establecimiento (local, nave u oficina) se pueda ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios, se necesita un documento que acredita el cumplimiento de las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad.

La conocida como “licencia de apertura o actividad” se concede al dueño de un negocio para el desarrollo de una actividad determinada y deberá renovarse cada vez que cambie la actividad desarrollada en el local, que haya modificaciones en el mismo o que cambien los propietarios del negocio, por ejemplo en caso de traspaso.

Hoy en día, según las últimas Leyes que promueven  la liberalización del comercio y de determinados servicios, ya no se habla tanto de la obtención de la licencia de apertura, sino de la comunicación previa de apertura para la mayoría de las actividades que se ponen en marcha.

Las únicas actividades exentas son aquellas profesionales, artesanales y artísticas que se realizan en el domicilio, siempre y cuando no exista venta o atención directa al público y no se cause molestias a los vecinos.

Tipos de licencias de apertura y actividad.

Existen dos tipos de licencias en función del grado de molestias, daños y riesgos a personas de la actividad a desarrollar:

  • Actividades clasificadas: son aquellas consideradas como molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas (hostelería, actividades industriales, determinados comercios y servicios) y que requieren adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad y/o medioambientales. Muchas de ellas sólo se pueden realizar en suelo industrial. En Canarias todas las actividades clasificadas vienen recogidas en el nomenclátor publicado en el Decreto 52/2012 por el que se establece la Relación de Actividades Clasificadas y se determinan aquellas a las que resulta de aplicación el régimen de autorización administrativa previa;
  • Actividades inocuas: Son todas aquellas que no son clasificadas, es decir, aquellas que no generan molestias significativas, impacto medioambiental (salubridad, higiene), daños a bienes públicos o privados ni riesgo para bienes o personas. Se consideran actividades inocuas muchos pequeños comercios como tiendas de moda o de productos de alimentación no perecederos, así como pequeñas oficinas para la prestación de servicios diversos.

Proyectos e informes técnicos

Las actividades inocuas tienen un procedimiento de legalización más sencillo, con menores requisitos y costes asociados cuando el local se encuentra en las condiciones suficientes para el desarrollo de la actividad prevista. Aún así, en la solicitud generalmente será necesario adjuntar un informe técnico que incluya al menos planos del local realizados por un profesional.

En el caso de las actividades clasificadas es necesario aportar un proyecto técnico, documento técnico suscrito por una persona o personas legalmente habilitadas, en el que se definen de manera necesaria y suficiente las características de la actividad o espectáculo y las repercusiones de su ejercicio sobre las condiciones de salubridad, la seguridad de las personas o cosas y el medio ambiente, así como de las instalaciones. El proyecto estará compuesto como mínimo de memoria, pliego de condiciones, estudio de seguridad y salud, planos y presupuesto.

En Arlangton contamos con profesionales acreditados para realizar este tipo de informes y proyectos técnicos , que además están colegiados ya que será necesario incorporar el visado del colegio profesional. No solo preparamos la información técnica, sino que te asesoramos en cómo adaptar el local para el cumplimiento de los requisitos.

En concreto, en todas las actividades será muy importante observar todos los requerimientos de la ley de accesibilidad para personas discapacitadas y de licencias de obras en el caso de que sea necesario proceder a efectuar reformas y obras en el local.

Luego están las normas aplicables para determinadas actividades, como pueden ser las de insonorización (pubs, discotecas, espectáculos, talleres, etc), higiene y manipulación de alimentos (restaurantes, bares, cafeterías, etc) o normativa en caso de incendios (alojamientos turísticos, espectáculos, actividades industriales) entre otros.

¿Cuánto cuesta un proyecto de apertura y actividad?

El coste de la redacción de los proyectos e informes de apertura y de la tramitación de la comunicación previa en el Ayuntamiento se puede dividir en varios conceptos:

  • Tasas del Ayuntamiento: Varían de un Ayuntamiento a otro, desde una cantidad mínima en pequeños municipios a varios cientos de euros para actividades inocuas y más de mil en actividades calificadas de cierta incidencia;
  • Honorarios de ingeniería: dependerá de la complejidad del proyecto a realizar, pudiendo oscilar desde un mínimo de 600 a 1.000 euros para actividades inocuas al doble para actividades clasificadas. En proyectos que supongan obras o necesiten permisos especiales (determinadas actividades industriales) el coste puede ser considerablemente superior;
  • Visados de Colegios Profesionales: los proyectos de ingeniería para la legalización de determinadas instalaciones, cuando es necesario reformarlas o ejecutarlas por primera vez, suelen requerir Visados de Colegios Profesionales. El coste de los Visados varía en función de la importancia del proyecto, partiendo de los 100 euros.

Conoce bien los requisitos de tu actividad

A la hora de buscar un local, nave u oficina para tu negocio, debes tener siempre presente su adecuación a los requisitos exigidos para el tipo de actividad a desarrollar. Es muy importante conocer estos requisitos antes de empezar la búsqueda para poder utilizarlos como filtro.

Para evitar inversiones inesperadas, asegúrate de que el local cumple todos los requisitos antes de cerrar la compra o alquiler. Compruébalos incluso si en el local ya se ejercía esa actividad, ya que la normativa cada vez es más exigente y los locales con licencias de apertura antiguas muchas veces no cumplen la normativa actual, que es la que te va a exigir a ti el Ayuntamiento. Puedes consultarnos sin compromiso cualquier duda que puedas tener al respecto.

 

Especialistas en ahorro y eficiencia energética