Movilidad Eléctrica en Canarias VIII: ¿Es sostenible el vehículo eléctrico?

Canarias y la movilidad eléctrica

Cuando se habla de movilidad eléctrica, refiriéndonos en este caso sólo a los vehículos enchufables (eléctricos puros o híbridos enchufables), la sostenibilidad es la baza principal de quienes la defienden… pero ¿es sostenible el vehículo eléctrico en Canarias?

¿Es sostenible el vehículo eléctrico en Canarias?

Como hemos tenido oportunidad de exponer en anteriores entradas del Blog de Arlangton, las Islas Canarias, a diferencia de las Baleares, carecen de infraestructuras de transporte de energía eléctrica que las conecten con el continente (europeo o africano). Es por ello que para abastecer la demanda de electricidad se tienen en las islas 6 Sistemas Eléctricos Insulares independientes (Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Palma, La Gomera, Lanzarote+Fuerteventura). Esta disgregación en la generación, la dependencia exterior de combustibles fósiles y el no disponer de regasificadoras en todas las islas hace, junto con la lenta penetración de las energías renovables, que el coste de producción de la energía eléctrica sea la más cara del territorio español.

Recordemos que para que algo sea sostenible, debe serlo en todas sus dimensiones: social, ambiental, económica, …

En lo económico…

En lo referente al coche eléctrico, lo primero que se piensa es -una vez asumido que es una opción teóricamente sostenible ambientalmente- en el retorno de la inversión dado el alto coste que supone hoy en día este tipo de tecnología frente a las convencionales (motores térmicos de combustión). Para ello, se puede -no sin cierta complejidad- estimar el coste de la electricidad necesaria para el normal uso del transporte en comparación con el de la gasolina o gasoil. A día de hoy, las cuentas comienzan a salir a favor del vehículo eléctrico en muchos escenarios y siempre pensando en pequeños utilitarios tipo Nissan Leaf, Renault ZOE, … y a pesar de que, afortunadamente, los motores térmicos son también cada vez más eficientes.

Renault Fluences y aerogenerador en la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria
Renault Fluence y aerogenerador en la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria | Arlangton

Es aquí donde volvemos a recordar que, de no ser porque el regulador del sistema (el Estado) absorbe y redistribuye el sobrecoste de producción de los SEIE (Sistemas Eléctricos Insulares y Extrapeninsulares), el precio de la energía eléctrica en Canarias haría mucho más largo el periodo de retorno de la inversión en el vehículo.

Sin embargo, no menos cierto es que el precio de los combustibles convencionales (derivados del petróleo) también está  regulado de manera ventajista en nuestro archipiélago, de manera tal, que resulta más económico repostar en Canarias que en cualquier otro punto del territorio peninsular español.

Por lo tanto, sin entrar en números macro-económicos sobre el precio al consumidor de la energía en Canarias, podemos concluir que tanto si hablamos de electricidad, como si hablamos de derivados del petróleo, gozamos de ventajas fiscales (o subvenciones) que nos permiten equiparar los niveles de competitividad a los nacionales.

De esta manera podremos afrontar el análisis de rentabilidad sin detenernos en pensar en costes de producción de energía, sino en precios al consumidor, como habitualmente se hace en toda España.

Por último, para que tenga sentido una inversión en un elemento sostenible, éste no debe mermar el confort ni las prestaciones, y debe permitir desarrollar la actividad sin ningún tipo de perjuicios que no se tuvieran antes del desembolso. En este sentido, el vehículo eléctrico debe luchar contra sus autonomías y sus tiempos de recarga. Afortunadamente, las gamas más comerciales y asequibles de vehículos eléctricos ya alcanzan autonomías más que suficientes para poder ser empleados en las carreteras Canarias a diario para el uso particular (que representa la inmensa mayoría de los desplazamientos). Bastará con llegar a casa por la noche, y dejarlo cargando hasta la mañana siguiente…. exactamente igual que lo que ocurre con nuestros smartphones, cuya autonomía rara vez supera las 24 horas con un uso moderado del mismo, en contra de los teléfonos GSM de no tan antaño, que podían ganarle la batalla a la semana con tres recargas.

Si bien es deseable un desarrollo de la infraestructura pública de recarga de vehículos eléctricos (sobre todo de puntos de recarga semi-rápida o rápida), todos los vehículos eléctricos permiten la recarga “lenta” (modo 1) de sus baterías, por lo que los usuarios tienen a su disposición (en momento de apuros)  cualquier toma de corriente convencional para darle un “golpe” de carga a las baterías de sus vehículos ¡como nos ocurre con los móviles!

En lo ambiental…

Renault ZOE de Esparent en su estacionamiento para vehículo eléctrico en el Hotel Cordial Mogán Playa
Renault ZOE de Esparent en su estacionamiento para vehículo eléctrico en el Hotel Cordial Mogán Playa | Arlangton

Que la energía eléctrica sea mucho más económica (pero mucho) por la noche que durante el día no es por altruismo de las compañías eléctricas.

Las centrales eléctricas, dimensionadas para poder atender los picos de demanda de energía que se producen durante las horas diurnas, deben seguir funcionando por las noches para poder garantizar el suministro a viviendas, alumbrado público, industrias con tres turnos de trabajo, …  Lo que ocurre es que la demanda por la noche es tan pequeña en comparación con la “nominal”, que los grupos generadores de energía comienzan a funcionar fuera de su punto de máximo rendimiento, con lo que generamos menos electricidad, pero a mayor coste económico y ambiental…

La situación se agrava más aún si existen importantes parques eólicos, ya que las energías renovables tienen prioridad de suministro frente a las convencionales y hace que las grandes plantas generadoras deban funcionar aún más alejadas de sus curvas nominales de trabajo.Tesla  Powerwall

La movilidad eléctrica es el perfecto aliado de las eléctricas ya que un parque suficientemente amplio, podría ayudar a allanar la curva de demanda de energía eléctrica y lograr así contaminar menos: si las plantas generadoras funcionan más cerca de su punto óptimo, entregan más energía consumiendo menos y contaminando menos aún. Mucho se ha hablado de las baterías para el hogar a raíz del lanzamiento de las Tesla Powerwall, que persiguen objetivos que coinciden en gran medida con los que puede proporcionar el desarrollo de la movilidad eléctrica. Se debe recalcar que todos estos beneficios ocurren cuando la recarga de los vehículos tiene lugar por las noches: si el transporte eléctrico consume durante las horas diurnas (o sin baterías), el efecto obtenido es el contrario (caso por ejemplo, de desarrollarse un tren eléctrico u otro sistema de transporte colectivo alimentado por catenarias).

La movilidad eléctrica es el perfecto aliado de las eléctricas ya que un parque suficientemente amplio, podría ayudar a allanar la curva de demanda de energía eléctrica y lograr así contaminar menos

Es evidente que a nivel local las emisiones terminarían por reducirse a medida que creciera el parque de vehículos eléctricos. Estos coches y motos no tienen tubos de escape, por lo que no habrían gases contaminantes en las calles en ese horizonte -esperemos que no muy lejano- en el que la tracción de todos los vehículos sea eléctrica, ya sea gracias a baterías o pilas de combustible.

Mención aparte merece el caso singular de la isla de El Hierro, en la que gracias al proyecto Gorona del Viento, a su tamaño y orografía, la movilidad eléctrica cobra indiscutiblemente todo su sentido.

En lo social…

Nadie duda hoy que el grado de conservación y respeto por el medio ambiente es un gran indicador de cuán avanzada es una sociedad.

Con las infraestructuras de que disponemos en Canarias (viales, energéticas y de comunicación) y viviendo de un turismo de países emisores claramente concienciados y comprometidos con el medio ambiente y la sostenibilidad -Alemania, Noruega, …- debemos aunar esfuerzos por alinearnos en la cabecera y aprovechar y explotar todos nuestros recursos….siempre de forma sostenible. El archipiélago balear parece haber fijado el rumbo.

En conclusión

Canarias se presenta como el lugar ideal en Europa para desarrollar un parque potente de movilidad eléctrica sostenible, por sus infraestructuras (de calidad y cortas distancias), por la manera en que se abastece de energía eléctrica, y porque el verdadero motor de nuestras islas es el Turismo, atraído por nuestros buen tiempo, cielos limpios, y cuyos protagonistas ya vienen con la mentalidad de transporte sostenible desde sus países de origen.

2 thoughts on “Movilidad Eléctrica en Canarias VIII: ¿Es sostenible el vehículo eléctrico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especialistas en ahorro y eficiencia energética